• LA NOTICIA

    Con tecnología de Blogger.
    jueves, 3 de septiembre de 2020

    Alohomora… abriendo las puertas a la lectura.


    Cuando parecía que no tendríamos nada bueno que rememorar para la posteridad, y que los 90’s se quedarían sin magia lírica, donde las novelas, y los mundos mágicos como El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, o Las Crónicas de Narnia de C. S. Lewis estaban ausentes, entonces, casi como un encantamiento que apertura la puerta a otros mundos, llega Joanne Rowling, mejor conocida como J.K. Rowling, a regalarle a las generaciones presentes y a las postreras, lo que sería el mundo Mágico de Harry Potter.
    Y bueno, creo que una gran población del mundo no mágico conocen al niño que sobrevivió, como dijo la profesora McGonagall textualmente en el primer libro de la saga “Escribirán libros sobre Harry… todos los niños del mundo conocerán su nombre” y aquí está escribiendo para ustedes, una niña ahora ya mujer, que ha crecido a la par de ese mundo mágico que una vez le presentaron, donde la carta de admisión firmada por el Director Albus Percival Wulfric Brian Dumbledore llegó en forma de libro, y al igual que muchos de quienes ahora son adultos profesionistas, incluso padres, reconocerán que una vez cruzando el andén 9¾ no puedes volver al mundo Muggle y olvidarte de Hogwarts.
    La magia quizá no la vivimos como la ha presentado Warner en las películas de los mismos libros, no vemos partidos de Quidditch con jugadores en escobas voladoras; no caminamos con mascotas mágicas; o llevamos calderos a nuestros lugares de clases; pero aprendimos otros encantamientos de magia real; por ejemplo, el abrazo de un amigo, el estudio como arma indestructible, que una cerveza sea o no de mantequilla solo se comparte con los verdaderos amigos, y el Patronus que siempre te salvará, es el amor (en todas sus presentaciones).
    Creo que una de las mejores maneras de incentivar la lectura en nuestros niños y jóvenes, incluso en los adultos o como cultura general, debe ser con una saga como esta, lo he puesto en práctica, cuando me preguntan ¿Cómo puedo tener el habito de leer? “lee Harry Potter” respondo, la lectura siempre te atrapará no importa la edad que tengas, una de mis mejores amigas, se reconoció fan de Harry Potter a sus casi treinta años, después de leerse la saga completa, y eso no tiene mucho tiempo, recuerdo, cuando me enteré que no había leído nada de HP, aun siendo ella una Muggle (el chiste se cuenta solo) yo daba por hecho que conocería mi referencia al menos por las películas, dije – ¡No paso sus TIMOs!- (haciendo referencia a un tercero de que no daba el ancho) a lo que ella responde -¿sus qué? – TIMOS – confirme y complete – ¡Titulo Indispensable de Magia Ordinaria! ¿Harry Potter? –  Su cara de sorpresa y de “¡estás loca Amayrani!” me hizo moverme de mi lugar y casi grité ¿has visto Harry Potter verdad? - ¡Nunca! No me llama la atención, creo que me da poco repele por eso de la magia y el ocultismo. –casi fue como un Crucio a mi corazón – ¡no! No tiene nada que ver con todo eso, o sea sí es mágico, pero tienes que leerlo para que veas de qué habla. ¡No puede ser posible! No puedo creer que seas una Muggle –  creo que agregué un poco más de drama a la situación y se lo recomendé, muchos días, y varios días, explicándole la importancia de la lectura, y sobre cuál era mi casa (Ravenclaw) pero bueno, esto funciono hasta que llego un Gryffindor a su vida y cohesionó su mundo mágico con el mundo normal, ahora puedo decir que ya no es esa Muggle que conocí, pues ahora pertenece a la casa de los leones. (sonrisa de satisfacción)
    Puedo decir abiertamente que soy una Potterhead (fan de Harry Potter) y sí, llevo más de quince años siendo una. Y con esto, darles algunos puntos importantes para que, si no lo han leído, comiencen, pues nunca es tarde.
    A parte de que se incentiva la lectura por sí misma, estimula la imaginación, en las películas nuestra imaginación no tiene mucho trabajo que hacer, pero al leer, sabes que tienes que inventarte una que otra forma. A pesar de ser una historia de fantasía, la autora nos dejó ver varias enseñanzas importantes, que creo deben fomentarse en las nuevas generaciones, y nosotros no abandonarlas, principios clave para uno mismo, tolerancia, honestidad y solidaridad; también la amistad y el amor, sentimientos importantes en la vida del ser humano, encontrando año con año en Hogwarts un sinfín de situaciones que te ayudan a reflexionar y afrontar diversidad de situaciones en la vida real.
    Y como ya lo mencioné, clave importante en la saga es el amor, y no me refiero al amor romántico, me refiero al amor de familia (Storgé), mostrándonos dos bandos de ellas, y saber decidir cuál queremos fomentar, las que aman y apoyan, o las que lastiman. Encontramos también diversidad racial e igualdad, y en esto aceptar y respetar a quien es distinto a nosotros no sólo en su forma física, sino también en su forma de pensar, creer y ser. Y lo que a mí me encanta, es que le da la fuerza y poder tanto a hombres como mujeres, sin distinción alguna, pues claro esta que todos al escuchar Harry Potter su sinónimo siempre será Hermione Grainger y/o Ginny Weasley. La autora propaga la igualdad de una manera creativa y especial, y también como lidiar con los casos de discriminación en forma pacífica.
    Hace sentir distintas emociones, amar, odiar, desesperarnos con alguna situación, e incluso sufrir hasta llorar por la pérdida de algún personaje; son emociones que nos deja como regalo para poderlas transmitir en el mundo no mágico, y sobre todo saber que hacer con ellas. En lo personal, creo que las emociones no son buenas ni malas, depende de cómo las usemos, y aquí cito al autor de la psicología profunda Carl G. Jung con lo siguiente: “El conocimiento de tu propia oscuridad es el mejor método para hacer frente a las tinieblas de otras personas” considero que es uno de los temas principales de la autora, pues es la manera en como El Elegido, gana la batalla contra él que no debe ser nombrado, el mago más tenebroso de todos los tiempos, reconociendo que dentro de él hay una oscuridad que debe salir para que renazca la luz. Las lecturas son reflexivas, y las considero importantes.
    Y bueno, si tal vez después de todo esto, ustedes se preguntan la razón que me hizo hablar de este mundo y presentarles mi perspectiva. Es que hoy es primero de septiembre, y los alumnos de Hogwarts el colegio de magia y hechicería, tomaron el Expreso para regresa a su nuevo año escolar, muchos van emocionados por el reencuentro con sus compañeros después de las vacaciones, otros, en suspenso por no saber en qué casa serán designados en la ceremonia con el gran sombrero seleccionador.
    Así que, no importa cuál es la casa a la que hayas sido destinado, incluso si no perteneces a Hogwarts, y perteneces a Ilvermorny, Castelobruxo o al Instituto Durmstrang, es más, no importa si no has vivido la magia de este mundo y sois un Muggle, ustedes tienen buena comida; te invito a que cada semana este té de mujer sea placentero para ti, para mí, para todos y me sigas en la página de Facebook Té de Mujer  por twitter me encuentras como Genesis Amayrani, y también puedes escribirme o platicarme tus inquietudes, historia, preguntas, etc., al email tedemujer@gmail.com
    O si prefieres leer, puede hacerlo en https://tedemujer.blogspot.com/  y/o escucharme en Spotify en los podcasts de Té de Mujer.
    Me despido, sin olvidar que como toda buena Ravenclaw, he de dejar un acertijo para motivarte a continuarme leyendo. ¿A dónde van los objetos desvanecidos? … un abrazo mágico.

    • Blogger Comments
    • Facebook Comments

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Item Reviewed: Alohomora… abriendo las puertas a la lectura. Rating: 5 Reviewed By: PERIODICOenRED
    Scroll to Top